martes, 3 de noviembre de 2015

Comprar y tirar


Nuestro faro de crecimiento,  Estados Unidos, esta dando cada vez más el peor ejemplo de vida. Si seguimos este ritmo no solo ponemos en juego la vida de todos los seres que habitan con nosotros y no son responsables del daño que estamos causando, sino también nuestro destino como especie probablemente este finalizando. No contribuir es una elección que esta cada día más convirtiéndose en un deber, dejemos nuestro egoísmo de lado y demos nuestros primeros pasos hacia un equilibrio común y a su vez personal. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario